iconos bizantinos

Obras

 

 

Reproducción de Iconos Bizantinos
 

Los iconos que realizo continúan los cánones clásicos y las características de los más afamados iconógrafos del mundo bizantino.

El arte sacro bizantino es el arte de los griegos durante el período que abarca los siglos IV al XV. Decir "bizantino" expresa que su lugar de origen radicó en Bizancio, ciudad griega en el Bósforo, y que fue capital del Imperio Romano en tiempos de Constantino que le dio su propio nombre, Constantinopla, en el año 330 d.C., la cual siempre mantuvo la superioridad técnica, estética e iconográfica.

A finales del siglo VII las imágenes se transforman ya en objeto de culto; expresan ideas trascendentes y esto provoca la "querella iconoclasta" en el 725. En el 842 se inicia con el triunfo de la Ortodoxia y el término de la querella iconoclasta la época de oro del icono, no sólo artísticamente sino también en su mensaje.

 
Con la caída de Constantinopla en poder de los turcos en 1453, la cultura bizantina se proyecta con fuerza en otras ciudades imperiales.

Salónica: se mantuvo siempre fiel al arte de Consatantinopla.

Chipre: Isla ocupada por venecianos acusa la influencia italiana.

Monte Athos: Fue más bien un centro ecléctico con muchas influencias y sin personalidad autóctona. Destacan los murales e iconos de Teófanes de Creta.

Creta: La Escuela cretense realiza obras equilibradas, reposadas, de composición geométrica y rítmica, abierta también al influjo renacentista italiano. Eclipsará a los demás centros griegos.

Otros centros: Serbia: En el s.XIII impulsa el arte iconográfico y a tal fin llama a artistas de Constantinopla, quienes renuevan con murales e iconos de gran belleza toda la iconografía.
Bulgaria: Tras la conversión al cristianismo en el siglo X, gracias a los santos Cirilo y Metodio, se constituirá en centro autóctono productor de iconos.
 
 
 

Obras

 
Página Principal

 

 

Share